Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Cómo hacer pasta fresca en casa.

En Recetas Nestlé® te contamos cómo preparar en casa una deliciosa pasta fresca.

 

Cuando hablamos de un plato insignia en la gastronomía italiana pensamos inmediatamente en la pasta siendo esta una preparación que a todos nos encanta. Es un plato fácil de hacer, económico y con una multitud de variedades y formas de comerla.

La pasta es uno de esos platos que siempre triunfa en todas las casas, sin importar lo principiante o experimentado que seas en la cocina, siempre o casi siempre queda deliciosa. Un plato de pasta siempre es perfecto para cualquier ocasión y es una preparación que nos permite experimentar, innovar y sacar toda nuestra creatividad explorando con todos los ingredientes y variedades de salsas posibles.

Actualmente en el mercado puedes encontrar una gran variedad de pasta lista para cocinar, pero si eres un amante de esta especialidad italiana apreciarás las delicias de la pasta fresca entonces ¿Por qué no hacerla desde ceros nosotros mismo? Notarás que cocinar con pasta fresca no tiene ningún punto de comparación con la pasta comercial y lo bueno de esta preparación es que es muy sencilla de hacer, solo necesitarás tener a la mano ingredientes como harina, huevos, sal y aceite.

QUÉ ES LA PASTA

Tomate, aceite y queso para preparar pasta

Se define como pasta a todos aquellos productos obtenidos por el secado de una masa no fermentada elaborada con sémolas, semolinas o harinas procedentes de trigo duro, trigo semiduro o trigo blando o una mezcla de estas con agua y sal, aunque también hay quienes les añaden huevo u otros ingredientes para enriquecerla nutricionalmente.

El beneficio principal de la pasta es el aporte en hidratos de carbono, 100g de pasta contiene como máximo 75g de hidratos de carbono, proporcionándonos la energía necesaria para las actividades diarias, ya que la glucosa es el combustible principal para el cerebro y los músculos. Estos carbohidratos proporcionan aproximadamente 370Kcal, lo que representa cerca del 15%. Gracias a su gran aporte energético hace que la pasta sea un alimento idóneo para personas que desarrollen una actividad normal con algo de ejercicio físico, ya que los hidratos son de absorción lenta, por lo que libera la energía poco a poco manteniendo por más tiempo la sensación de saciedad.

CÓMO HACER PASTA CASERA

Mujer preparando pasta casera

Hay múltiples formas de hacer pasta fresca, y va según gustos y preferencias ya que en algunas recetas va con o sin huevo o hechas con diferentes variedades de harinas. Lo cierto es que independientemente de los gustos, el huevo se usa según la región donde se prepare; por ejemplo, la pasta hecha a base de huevo es originaria de la parte norte de Italia, mientras que en el sur se preparan masas hechas solamente con harina y agua, haciendo que en ocasiones se nombren de maneras diferentes de una zona a otra.

Para prepara pasta fresca debes comenzar con una montaña de harina y crear un hueco en el medio para agregar huevos ligeramente batidos (si los lleva en tu receta), y agua. Incorpora todos los ingredientes y amasa a mano durante unos 10 minutos o hasta que veas que la masa quede suave.

Envuélvela con papel film y déjala reposar 30 min. Pasado el tiempo extiéndela sobre una superficie plana en la que no se adhiera para estirar y cortar la masa, en este paso la máquina es de gran ayuda, pero lo cierto es que con un poco de práctica también puedes estirar la masa con un rodillo. Cuando tengas la masa delgada o con el grosor que deseas, córtala en tiras y cuélgalas por unos minutos separadas unas de las otras para que no se peguen. En una olla pon a calentar agua y cuando esta hierva agrega la pasta, recuerda que la pasta fresca se cocina más rápido que la pasta comercial.

CÓMO COCINAR PASTA

Amigos cocinando pasta

La pasta tiene solo un término de cocción y es que debe quedar al dente. Se denomina al dente a la pasta que se ha cocido de tal forma que mantiene su firmeza al morderlo, pero sin quedar dura.

Para cocinar la pasta debes elegir bien el recipiente de cocción, debe ser lo suficientemente grande y con borde altos, añade agua y sal y ponlo a calentar, espera el punto de ebullición para agregar la pasta. Cada pasta es diferente y el tiempo de cocción depende si es pasta fresca o no, el tipo o la forma de la pasta: por ejemplo, cuanto más gruesa sea la pasta, exigirá un mayor tiempo de cocción. La única forma de saber si tu pasta está al dente es probándola.

Cuando pruebas tu pasta y está al dente, no dejes la pasta en el agua, porque seguirá cociéndose así ya hayas apagado el fuego, debes sacarla y escurrirla de inmediato. Un consejo para tu próxima preparación con pasta: si deseas acompañar tu pasta con una salsa, puedes reservar un poco del agua de la cocción para conseguir una salsa cremosa y deliciosa. El almidón de la pasta que queda en el agua conseguirá que tu salsa quede con una textura sedosa y además potenciará su sabor.

TIPOS DE PASTA

Al ver la sección de pastas en un supermercado o en la carta de un restaurante podemos notar que son muchos los tipos de pasta que podemos elegir sin saber cómo distinguirlos entre ellos. La variedad es muy amplia, pero aquí te mostraremos los tipos de pastas más comunes.

1. PASTA CORTA

Este tipo de pasta es fácil de identificar, los puedes encontrar de forma tubular, ligeramente unos más cortos que otros y de diferentes formas.

MACARRONES:

Mujer comiendo macarrones

Este tipo de pasta se originó en el norte y centro de Italia y es quizá uno de los estilos de pasta más popular en el mundo. Su forma es tubular pequeña y ligeramente curvo. Los macarrones se usan comúnmente en plato de pasta al horno, sopas o salsa con vegetales o quesos como es el caso del famoso mac and cheese.

FUSILLI:

Esta pasta originalmente proviene del sur de Italia y es reconocida por su forma corta, gruesa y apariencia de tornillo. Este tipo de pasta es muy usada para ensaladas o también suele servirse con salsa de tomate.

PENNE:

Plato con variedad de pasta penne

Este tipo de pasta nació en Sicilia y es uno de los 10 tipos de pasta más populares en todo el mundo. Tiene una forma cilíndrica pequeña bastante parecida al macarrón, pero con un corte inclinado y con algunas estrías, suele servirse con una variedad de salsas a base de tomate, crema o verduras las cuales se impregnan muy bien gracias a su forma.

2. PASTA LARGA

En esta categoría la pasta más reconocida son los espaguetis, pero la lista en esta clase es amplia, aquí te contamos los más populares entre las pastas largas.

TALLARINES:

El origen de este tipo de pasta genera controversia, ya que hay quienes dicen que son de Italia, mientras que otros afirman que provienen de China, lo cierto es que en cada país tienen su particular forma de prepararlos. Los tallarines son un tipo de pasta que viene en tiras largas, planas, no muy gruesa y con forma de cinta. Normalmente se sirve con carne de cerdo o ternera y con salsas como la salsa boloñesa.

ESPAGUETI:

Plato con espagueti, albóndigas y tomates

Como lo acabamos de mencionar este es uno de los más reconocidos, pero no por eso vamos a dejarlo por fuera. Los espaguetis es una de las formas de consumir pasta más conocidas en todo el mundo. Son largos y finos y su nombre puede variar según su diámetro, pueden ser spaghettini, spaghetti o spaghettoni, de menor a mayor diámetro. Se sirven comúnmente con una amplia variedad de salsas, carnes y verduras.

Combina tus espaguetis de distintas formas, como lo hacemos en esta receta de espaguetis con salsa de espárragos.

LINGUINE:

Hay quienes lo confunden con el espagueti, pero a diferencia el linguine es una pasta larga, delgada pero aplanada. Es comúnmente usado para preparaciones con mariscos, así como una gran variedad de salsas rojas como la marinara.

3. PASTA RELLENA

La pasta rellena es quizá el favorito de todos, ya que es perfecto para complacer el gusto de todos con las distintas variedades de rellenos que podemos añadir a las pastas.

RAVIOLI:

Plato con variedad de pasta raviolis

En esta categoría es el más popular. Tiene forma cuadrada con bordes rizados, puedes encontrar los raviolis de diferentes opciones de rellenos que incluyen carne, queso y verduras, bañados con una salsa de tomate.

TORTELLINI:

Este tipo de pasta parece como rollitos anudados en sus extremos o anillos gruesos. Generalmente se rellenan con una combinación de carne picada como jamón, cerdo entro otros y/o queso. Se suelen servir con caldo de carne, cremas o diversas salsas.

Descubre otros rellenos para tus tortellini inspirándote con esta receta de tortellini a la italiana.

4. PASTA EN HOJA O LÁMINA

En esta categoría hay muy pocos tipos de pasta reconocidos como es el caso del Pizzoccheri y el croxetti. La única que hemos escuchado nombrar y la hemos comido, es la lasagna de la cual vamos a hablar.

LASAGNA:

Plato con lasagna

La lasagna presenta una forma larga, plana y rectangular con bordes ondulados, que al cocinar estas láminas se intercalan con diferentes ingredientes como carnes, verduras y quesos formando varias capas.

Inspírate para hacer tu propia versión de lasaña sacando ideas de esta receta de lasaña atomatada con verduras.

TIPOS DE SALSA PARA PASTA

Por último y no menos importante, son las salsas que acompañarán tu pasta y le darán ese toque exquisito a tu preparación. A continuación, te nombramos las 4 salsas más famosas que complementan perfectamente cualquier preparación con pasta.

BOLOÑESA:

La salsa boloñesa es la reina de las salsas italianas, esta salsa espesa de color marrón-rojo que acompaña pastas, en su país de origen suele usarse en pastas largas y anchas como en fetuccini, pero en cualquier parte del mundo la puedes encontrar acompañando cualquier variedad de pastas. Esta deliciosa salsa lleva tocineta/panceta, cebolla, zanahoria, tomate, carne picada, un poco de vino tinto, sal, pimienta y aceite.

Salsa boloñesa para pasta casera

PESTO:

Esta salsa además de ser muy deliciosa es muy fácil de hacer, se prepara en crudo por lo que no necesita cocción.  Su ingrediente principal es la albahaca junto con aceite de oliva, queso parmesano y pecorino, piñones los cuales son costosos y difíciles de conseguir por lo que puedes sustituirlos con almendras o nueces y por último ajo.

Descubre cómo combinar esta salsa en diferentes pastas como lo hacemos en esta receta de Gnocchi al pesto con salsa Tuco y Verduras.

CARBONARA:

Una de las salsas más exquisitas para acompañar cualquier pasta, aunque su uso más común es acompañando el tradicional espagueti. Esta deliciosa salsa se prepara con huevos, tocineta, queso, sal y pimienta.

PUTTANESCA:

Esta salsa es una de las más tradicionales de Italia, gracias a tanta intensidad en sus sabores al añadirla a cualquier tipo de pasta nos da como resultado un plato increíble. Es una salsa picante compuesta por alcaparras, anchoas, ajo, aceite de oliva, tomates pelados, perejil, aceitunas negras, pimentón picante y sal.

FUENTES:

https://cnnespanol.cnn.com/cnne-underscored/2020/04/10/todo-lo-que-necesitas-para-hacer-tu-propia-pasta/

https://laroussecocina.mx/receta/pastas-frescas/

https://www.finedininglovers.com/es/articulo/que-significa-al-dente

https://bcnfoodieguide.com/como-hacer-pasta-casera/

https://www.enfemenino.com/cocina-internacional/como-hacer-pasta-fresca-casera-sin-maquina-s4010547.html

https://www.bbcgoodfood.com/recipes/fresh-pasta

https://www.marialunarillos.com/blog/como-preparar-pasta-fresca-casera-paso-a-paso.html

https://www.mgc.es/blog/beneficios-de-comer-pasta/

https://recetaspasta.com/lista-de-los-tipos-de-pasta/

https://www.llevameaitalia.com/tipos-de-pasta-en-italia/

https://www.infoalimentacion.com/cereales/propiedades_nutricionales_pasta.htm

Inspiración y nuevos sabores para ti

Disfruta

Clic aquí y regístrate

Contáctanos

¿Quieres descargar recetarios?